enero 20, 2022 By web master

Presente, No Perfecto

Hace poco tuve el privilegio de presentar una ponencia en una conferencia para mujeres de finanzas. Los asistentes tenían títulos que iban desde directora financiera hasta la encargada de pagos. Fue un evento brillante con muchas ideas y perspectivas. Como es habitual cuando se trabaja con personas de éxito y con iniciativa, el tema del balance fue un tema importante de discusión.  

Una de las partes más significativas de la conferencia para mí fue el tema que habían elegido: «Presente, no perfecto».

  La mayoría de nosotros podemos identificarnos con la intensa presión que tenemos para hacer malabarismos con todas las cosas de las que somos responsables. Esta presión se manifiesta en el momento en que gestionamos 10 proyectos y 50 tareas, y también se manifiesta en el panorama general cuando trabajamos para equilibrar nuestra carrera, familia, salud, relaciones, etc. La lista continúa.   Con demasiada frecuencia nos esforzamos por alcanzar la perfección, algo que, seamos sinceros, ni siquiera existe. Con esta visión de la perfección en nuestra mente, nos quedamos cortos y nos sentimos desmoralizados y abatidos. Por eso me encantó el tema «Presente, no perfecto».   Una alternativa inspiradora a ser perfecto es centrarse en el ahora. Estar presente para poder comprometerte realmente con lo que estás haciendo significa que puedes presentarte realmente a los distintos papeles de tu vida. Tengo tres sugerencias de mi libro Las 5 Elecciones: hacia la productividad extraordinaria sobre cómo puedes trabajar para estar presente, no perfecto.  

    1. Actuar en lo importante, no reaccionar ante lo urgente

En muchos sentidos, el mundo es frenético. Hay un aumento en el número de puntos de contacto, tareas, entradas, pings y dings. Y eso no cambia. El número de cosas a las que se enfrenta cada persona es cada vez mayor. Dentro de esa avalancha de información, si no somos capaces de identificar lo que es realmente importante para nosotros, sólo estaremos luchando contra una avalancha constante de cosas que nos llegan. Sé reflexivo a la hora de identificar lo que es importante frente a lo que es urgente. Las cosas importantes te acercarán a lo que quieres, a lo que quieres ser. No puedes esperar gestionar tu tiempo para las cosas que realmente importan a menos que sepas cuáles son esas cosas. Dedica hoy un tiempo a reflexionar sobre cómo empleas tu tiempo. Te dedicas a las cosas importantes, o te dedicas a lo urgente?

    2. Busca lo extraordinario, no te conformes con lo ordinario

A continuación, examinemos los muchos papeles que desempeñamos en nuestra vida, y cómo equilibramos todas las expectativas. Cada uno de nosotros puede tener docenas de papeles (profesional, pareja, cuidador, atleta, voluntario, etc.). Dentro de estos muchos roles, hay algunos que simplemente te importan más. Hay papeles en los que no quieres ser ordinario. Una vez identificados, tómate quince o veinte minutos para imaginar cómo es lo extraordinario en cada uno de esos roles críticos. Si no tienes una visión de lo que supone ir más allá de lo ordinario, lo más probable es que vuelvas a la norma que has establecido: lo ordinario. No puedes dar en la diana si no hay un objetivo.  

    3. Programe las grandes rocas; no clasifique la grava

Bien, ya tienes la visión de lo que quieres ser. Ahora hay que hacer esa cosa tan sencilla llamada «ejecutar la visión». Bueno, esto es sencillo de decir, no tan fácil de hacer. Afortunadamente, el proceso para ejecutar la visión o los objetivos individuales es sencillo. Es tomarse tiempo para reflexionar y planificar el tiempo en torno a las prioridades. Esto se hace más eficazmente a través del proceso de planificación semanal. Ahora bien, mucha gente dice: «Yo ya planifico las cosas». Y lo hacen: miran en su calendario lo que tienen que hacer esa semana. Y esa es su planificación. Sin embargo, si vas a ser la persona que has imaginado para ti, la planificación tiene que definir la semana, no revisarla. Debes decidir exactamente cómo, en un periodo de tiempo limitado, vas a dar un paso hacia esa visión de ti mismo. A esto se le llama «programar las Grandes Rocas», y te ayuda a evitar ordenar las pequeñas cosas de la vida.   Plantéate a ti mismo: «Como miembro de familia/vicepresidente/entrenador, ¿cuál es la única cosa que puedo hacer esta semana que me acerque a esa visión que he creado?». Luego escribe esa única cosa en tu calendario. Sí, programa una reunión para convertirte en quien quieres ser. ¿Y cuando suene el recordatorio de tu calendario? Deja lo que estás haciendo y dedícate a esa actividad por completo. Estar presente. Estas tres acciones requieren algo de tiempo e introspección, pero cuando se ponen en práctica, pueden ayudarte a equilibrar tus funciones y lograr los extraordinarios resultados de los que eres capaz.  

La vida no consiste en ser perfecto. Se trata de estar presente.

  Aprende más sobre Las 5 elecciones, incluyendo las otras dos opciones para llegar a ser extraordinario: «Gobierna tu tecnología, no dejes que te gobierne a ti» y «Aviva tu fuego, no te quemes».   Invierte el tiempo, atención y energía en tus mayores prioridades. Si quieres más información de un consultor para ti o tu equipo escríbenos al WhatsApp y realiza el taller práctico de Las 5 Elecciones hacia una productividad extraordinaria y aprende cómo lograrlo.  
  Sobre la autora Leena Rinne Leena Rinne es la Vicepresidenta de Consultoría de FranklinCovey. Es responsable de la gestión y el desarrollo del equipo de consultores y de la entrega continua de los programas y soluciones de FranklinCovey. Leena es coautora del libro más vendido del Wall Street Journal, Las 5 elecciones: The Path to Extraordinary Productivity, y también es coautora del libro de próxima aparición, Leading Customer Loyalty: Cracking the Code to Customer Devotion. En su decimocuarto año con FranklinCovey, la pasión de Leena reside en apoyar a los clientes para que desarrollen grandes líderes y creen culturas ganadoras.   Versión del Artículo en inglés