noviembre 22, 2019 By web master

La clave está en el fin y no en el medio

Sabemos que muchas veces nos centramos en el medio, sin siquiera tener claro a dónde queremos llegar. Si quieres convertirte en un gerente con propósito deberías hacer estas dos cosas: Define tu contribución única Los gerentes convencionales viven el día a día sin ningún fin en mente en particular excepto el “terminar el trabajo”. Pero ¿qué es el trabajo? Los gerentes efectivos están tan claros como el agua sobre el trabajo que debe ser hecho; esto significa, que ellos saben exactamente la clase de contribución que quieren hacer, una contribución que nadie más puede hacer. Comienza por escribir tu Enunciado de Contribución, compártelo con tu jefe y equipo y obtén sus opiniones. Déjales saber lo que intentas lograr con tu rol y luego vive a través de tu enunciado. Define resultados prácticos – en todo lugar, todo el tiempo Permite que tu Enunciado de Contribución te guíe en todo lo que haces, en cada proyecto, en cada iniciativa, en cada reunión y en cada presentación. Utiliza el planificador de 5 minutos, para asegurarte que defines los resultados en todo lo que haces.