noviembre 8, 2019 By web master

Descubre cómo convertirte en un catalizador para el cambio!

Un gerente convencional es la definición de un “conservador testarudo”, un defensor del status quo. En contraste un gerente efectivo busca la transformación, el crecimiento; una visión más amplia, una mejor forma. Si eres de los que quiere encender el cambio en tu equipo e iniciar una verdadera transformación, te sugerimos lo siguiente:
  1. Enfócate en aquello sobre lo que puedes influenciar y no te preocupes por aquellas cosas que no están bajo tu control o en las que tu poder de influencia es bajo. Evita la “mentalidad de víctima” en la que las personas se quejan de que sus opciones son limitadas por las circunstancias.
  2. No aceptes las barreras que son obvias ante la necesidad de cambios: inercia organizacional, burocracia atrincherada, “realidades aparentes del mercado”, que no son reales después de todo. Siempre intenta buscar recursos que no son tan evidentes a simple vista. Pregúntate lo siguiente cuando te enfrentes con obstáculos:
  • Ahora que sabemos lo que no podemos hacer ¿qué podemos hacer?
  • Pretendamos que esto tiene que hacerse o el mundo se destruirá. ¿Qué podríamos hacer?
  • ¿Todavía no hemos hablado con la gente correcta?
Ejercita tu coraje y consideración para atraer el cambio. Una revolución efectiva no puede ser una proposición “ganar-perder” o se convertirá en una “perder-perder”.